martes, 1 de marzo de 2016

7 Consejos para Salir con Éxito de un Escape Room

Tras haber probado bastantes Escape Room's, hemos podido comprobar algunas acciones que nos han ayudado a salir victoriosos de los salas más enrevesadas, así que desde EscapeRoomFanatic os presentamos nuestros....



No son infalibles pero es nuestra particular visión de trucos o consejos para aquellos menos experimentados o que están empezando a adentrarse en los juegos de escape.


1. Organízate

Dentro de una sala de escape, generalmente encontraremos multitud de objetos. Algunos son vitales para el desarrollo de la aventura mientras que otros representan una mera distracción o sólo contribuyen a mejorar la escenografía de los decorados. 


¡No te colapses!

Algo que nos ha ayudado mucho en nuestros juegos es separar los elementos que nos parecen importantes de los que no lo son a simple vista. Así, es recomendable establecer dos zonas claramente diferenciadas: la zona de elementos "sospechosos" y la de "no útiles", donde iremos agrupando los de cada tipo. Para ello, podéis utilizar cualquier rincón de la sala, la superficie de una mesa o cualquier otro espacio donde podáis agrupar una buena cantidad de objetos.

Además, tened en cuenta que - en la mayoría de los escapes - aquellos elementos útiles que ya han sido utilizados, dejan de serlo, por lo que deberán abandonar la zona de "sospechosos" y trasladarse a la de "no útiles".


2. Trabaja en equipo

Hace tiempo hablamos en el blog sobre el trabajo en equipo y, obviamente, uno de los grandes consejos que podemos sugerir es que lo tengáis en cuenta. Al fin y al cabo, un escape room es una actividad grupal en la que os enfrentáis a una serie de retos y pruebas lógicas, que cada miembro del equipo enfrenta de una forma diferente. 

Es algunos escapes seréis "invitados forzosamente" a trabajar en equipo, mientras que en otros, la cantidad de enigmas a resolver es tan grande que si no os repartís el trabajo, no tendréis tiempo para avanzar.


Ten siempre presente la foto de equipo

Así que el consejo es que determinéis qué se os da mejor a cada uno de los participantes y os distribuyáis las acciones más afines a las cualidades de cada uno. Algunos seréis más observadores, otros prefieren sentarse y estrujarse el cerebro pensando qué significa aquel acertijo mientras que otros son más maños a la hora de ejecutar alguna acción manual, por poner algunos ejemplos.

El establecer un encargado para gestionar posibles pistas o apuntar los datos relevantes de la aventura también os puede ahorrar unos valiosos minutos.


3. Comunícate

Relacionado con el anterior, para repartir las tareas primero es necesario haberlas comunicado. No sólo dentro de un escape room sino, en general, en cualquier disciplina en la que intervienen distintas personas con un objetivo común es vital establecer una buena comunicación entre ellas.

Durante los 60 minutos, habla y comunica todo lo que puedas. Algunas salas de juego son especialmente grandes y es difícil que todo el mundo pueda ver o encontrar todo lo relevante, así que si ves algo o encuentras algo que otros no se han percatado...¡comunícaselo! :)


Compañeros, ¡mirad lo que he encontrado!


4. Pausas: el poder de las mini reuniones

Y aquí tenemos a "la pausas" o ese gran desconocido

Con la presión de superar todos los retos que tenemos por delante, inmersos en un habitáculo repleto de elementos que desvían nuestra atención y con la cuenta atrás que enmarca una frenética carrera contrarreloj ¿por qué deberíamos hacer una pausa? Pues....¡porque son importantes!

Hay momentos en los que el grupo se ofusca, queda trabado en un determinado acertijo o simplemente no fluye. Es necesario hacer una pequeña mini reunión, que no es más que reunir a todos los miembros del equipo, dejar todos de realizar otras tareas, poner en común toda la información disponible y planificar las siguientes acciones a llevar a cabo. Son apenas un par de minutos pero que evitan perder muchos más minutos dando vueltas sin un objetivo claro.


Venga, sólo un par de minutitos y volvemos al trabajo...

Este punto es más importante de lo que parece ya que nos permite no sólo darnos un respiro y pensar los hechos con la mente fría, sino también nos habilita a cumplir los dos anteriores puntos: trabajo en equipo y comunicación.


5. Paso a Paso

No tiene mucho sentido que, nada más entrar, busques la pista que te abra la puerta de salida. Para llegar a ese punto, primero deberás resolver un determinado número de enigmas, tras los cuales, hallarás la pista que - ahora sí - te permitirá escapar.


Para llegar al objetivo, habrá que dar muchas vueltas

Por ello, es preferible que dejes a un lado el hecho de salir y te centres en objetivos más pequeños y más directos, analizando el juego paso a paso. Por ejemplo, si tenemos ante nosotros un candado sin llave, deberemos buscar en lugares donde pueda haber oculta una llave, descartando el resto. O si tenemos ante nosotros un cierre numérico de 4 cifras, tendremos que buscar elementos que nos puedan aportar esas 4 cifras del tipo que correspondan (número o letras).


6. Registra...como si no hubiera mañana

Además de observar todos los rincones habidos y por haber, busca, busca y, si no encuentras lo que necesitas, sigue buscando. La mente de los creadores de escape rooms puede ser muy sorprenderte y tienden a esconder las mejores pistas en los lugares menos esperados. 


¡He visto brillar algo aquí dentro!

¡Ojo! Registrar no debería ser sinónimo de desvalijar sin control...al menos en la la mayoría de ocasiones ;p


7. Disfruta y diviértete

Sin duda, el consejo más valioso de todos es que, independientemente de lo bien o lo mal que se resulte la aventura, no os olvidéis de disfrutar la experiencia y pasarlo bien. Al fin y al cabo, es una actividad de ocio y que permite compartir con amigos o familiares buenos momentos que recordar durante mucho tiempo ;)

¡A disfrutar!

¿Sabes algún truco o consejo más? ¡No dudes en compartirlo con nosotros!

2 comentarios:

  1. Hi Edward! Glad you like them!!:)
    (I'm sorry this is only written in spanish)

    ResponderEliminar