martes, 15 de noviembre de 2016

CLAUSTROPHOBIA - Andorra

Lo que parecía un tranquilo viaje por las montañas de Andorra, se ve truncado por una violenta tormenta de nieve. Por suerte, lo que parece una pequeña cabaña abandonada se vislumbra en la lejanía. ¡Tú y tu equipo no podéis estar más llenos de júbilo! Cuando, abruptamente, la salida queda bloqueada por la espesa nieve, comenzáis a pensar que quizás no ha sido tan buena idea...

Ficha




Análisis y Opinión

La franquicia Claustrophobia ya nos tiene acostumbrados a unos niveles de calidad absolutamente espectaculares (véase Los Prisioneros de la Mazmorra y The Bootleggers). En esta ocasión, nos desplazamos hasta Andorra para dejarnos “atrapar” por su particular tormenta de nieve.

Como era esperable, el grado de inmersión que ofrece el juego alcanza cotas tan altas como los propios Pirineos, donde está situado el Escape Room. Desde el primer contacto con el juego, nos veremos envueltos en una colección de prodigios técnicos, tan bien integrados que nos trasladaran inmediatamente a la localización que pretende representar la cuidada ambientación que nos rodeará en todo momento. A partir de ese instante, la historia nos atrapará hasta tal punto que se tornará imposible recordar que estamos en un juego ni cómo ni cuándo hemos llegado hasta allí. Pasaremos, irremediablemente, a formar parte intrínseca de la historia y de los eventos que se irán produciendo a medida que avancemos y solucionemos los enigmas que se nos plantearán. Es tal la sensación de protagonismo de la aventura, que sólo podremos focalizar nuestros cinco sentidos en la misión que nos ha sido encomendada y dejarnos llevar por el hilo argumental que, paso a paso, se irá tejiendo de forma magistral a nuestro alrededor, por medio, eso sí, de nuestras decisiones y participación activa.

Hace tiempo hablamos en el blog sobre el origen de los Escape Room y su relación con la literatura. En el caso que nos ocupa, ese hecho se torna como un claro exponente de que un buen guion/historia representa la base perfecta sobre la que trabajar el resto de la experiencia de juego y constituye un claro factor de la inmersión, anteriormente mencionada. Y es que el guión de Una Avalancha en el Olvido, así como las interpretaciones finales que podremos extraer de él, podrían pertenecer perfectamente a los de una gran superproducción cinematográfica, con giros de guión inesperados, un final sorprendente y poco previsible y efectos especiales que nos dejaran la boca abierta. Sin lugar a dudas, es uno de los puntos más valiosos y sorprendentes del escape. La sensación remanente es la de un apasionado debate, junto al resto del grupo de juego, acerca de los detalles de la historia, de su significado oculto o de los elementos que nos han llevado a esas conclusiones, lo cual es muy gratificante y alarga la experiencia más allá del fin del juego.

Pero no sólo por la historia destaca Una Avalancha en el Olvido, y es que ese guión viene apoyado y complementado por unos enigmas/juegos diferentes a lo habitual y estos, a su vez, respaldados por unos más que sorprendentes ingenios tecnológicos, que pondrán la guinda en el pastel que, desde el inicio, se nos ha ido mostrando. Algunos detalles y juegos traspasan lo material y lo físico y nos afectarán directamente sobre las emociones, creando momentos inolvidables que quedarán grabados en nuestra memoria largo tiempo, e incluso planteando algunos dilemas morales en alguna parte del juego. Sin duda, una experiencia ¡difícil de olvidar!

Nuestro grupo consiguió salir airoso de la cabaña abandonada, resolviendo todos sus misterios y siendo de los pocos en desentrañar el verdadero significado que se oculta tras sus frías y nevadas paredes. Y tú, ¿a qué esperas para descubrir el final de la historia? ;) 






También puede interesarte:
origen escape room consejos trucos escape room trabajo en equipo escape room Tipos de escape room
Origen de los Room Escape [1/3] 7 Consejos para Salir con Éxito de un Escape Room Trabajo en equipo: El Genio-Resuelve-Todo vs Equipo-Cohesionado Tipos de Escape Room

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada