lunes, 25 de abril de 2016

Origen de las Escape Room [2/3]: Origen ideológico

Continuamos nuestro viaje en búsqueda del origen de los Escape Rooms, iniciada con el anterior articulo Primera parte: Origen Geográfico

                        Primera parte:    Origen Geográfico
                        Segunda parte:   Origen Ideológico
                        Tercera parte:     Origen Metafísico


Hoy hablaremos del segundo de ellos: Origen Ideológico.


¿En qué se basaron las primeras Escape Room?


Como todos ya sabréis, la esencia de un room escape reside en conseguir escapar de un recinto cerrado, dentro de un límite de tiempo determinado, por medio de la búsqueda de pistas y la resolución de enigmas que nos permitan avanzar poco a poco en el desarrollo del juego.

Siguiendo esta misma premisa, mucho antes de la aparición de cualquier room escape, ya existían libros en papel, donde la forma de avanzar a través de las páginas no era otra que resolver los enigmas que se iban planteando a medida que progresaba la lectura. No me estoy refiriendo a los famosos libros tipo "Elige tu propia Aventura" que se basaban principalmente en la toma de decisiones y algún que otro dilema moral y que alegraron muchas infancias durante los años 80-90 (y que están siendo reeditados, por cierto) sino a otra serie de libros que contaban con una serie de papeles de colores especiales para discernir códigos ocultos entre sus páginas o que debían ser leídos dotados de algunos dados, para determinar algunos eventos aleatorios de los que dependían algunos enigmas.

El papel de los libros - por extensión, la literatura - representó una pequeña semilla que acabó germinando con la llegada de las primeras computadoras y los primeros sistemas operativos que permitían al usuario programar casi cualquier cosa como, por ejemplo ... un juego de aventura.


Programando las bases de nuestros room escape

Rápidamente, la mente humana intentó combinar la literatura con la aventura, creando los juegos de aventura por ordenador, donde el usuario debía escribir literalmente la acción que su personaje debía realizar, seleccionando de entre un listado de acciones básicas (abrir, usar, cerrar, golpear,etc.) y objetos disponibles, que se iban incrementando durante el desarrollo del juego. Una sesión típica de juego podía ser tal que así:

                            >Abrir puerta
                              No sucede nada
                            >Buscar alfombra
                              Encuentras una llave
                            >Usar llave abrir puerta
                              La puerta se abre

Si la instrucción era correcta, el juego reaccionaba presentándonos una nueva pantalla con la que intentar interactuar. En caso contrario, debíamos seguir probando combinaciones más o menos lógicas para intentar dar con la solución válida. Este tipo de juegos de aventura se conocería por Aventura Conversacional.

La primera Aventura Conversacional fue Colossal Cave Adventure, en 1976, basada en las cuevas reales del Parque Nacional de Mammoth (Kentucky) y que reproducían con tanta exactitud la configuración de las cuevas que los visitantes podían recorrerlas fácilmente si habían jugado al juego.


Colossal Cave Adventure, ¡te queremos!

A medida que los computadores fueron más potentes, los juegos de aventura comenzaron a incluir gráficos estáticos, como el caso de Mystery House, en 1980, donde eramos invitados a una casa y debíamos descubrir la identidad del asesino antes de convertirnos en su próxima victima.


Mystery House fue el primer juego en añadir gráficos a las aventuras conversacionales


La evolución de estas propuestas de ocio electrónico tuvo su plenitud en la década de los años 90, con títulos tan emblemáticos como Day Of The Tentacle (y su predecesor Maniac Mansion), The Secret Of Monkey Island o Indiana Jones and the Fate of Atlantis, entre muchos otros.


El genial Guybrush Threepwood quiere convertirse en pirata

Por último, aunque no constituyen la base sobre la que se basaron las primeras salas de escape, vale la pena destacar la aparición de numerosos juegos programados en flash, que los últimos años se han popularizado entre los navegadores web actuales, bajo el título de "escape room online".


Podéis ejercitaros para vuestro próximo escape con los "escape room online"

A modo de conclusión, vemos que la fuente de la que beben los actuales juegos de escape son los videojuegos y, más concretamente, los juegos de aventuras por ordenador que surgieron en los años 70. Asimismo, cabe destacar que su aparición vino motivada por la literatura y la aventura más que por los enigmas, y por ello es tan importante que las actuales salas de escape tengan una causa para entrar, una motivación para salir y una historia que vivir.

<-- Primera parte                                                                 Tercera parte -->


También puede interesarte:
consejos trucos escape room trabajo en equipo escape room Tipos de escape room
7 Consejos para Salir con Éxito de un Escape Room Trabajo en equipo: El Genio-Resuelve-Todo vs Equipo-Cohesionado Tipos de Escape Room

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada